Páginas

viernes, 17 de enero de 2014

Las mil y una excusas de los gordos


Desde que estoy trabajando con Herbalife he empezado a prestarle más atención al constante autoengaño en el que viven las personas, por lo que estoy seguro que ya he escuchado las mil y una excusas de los gordos acerca de porqué muchas veces se niegan a hacer algo por mejorar su salud, tomar Herbalife, o sencillamente bajar de peso y/o comer mejor; bien sea porque no les alcanza el dinero, porque creen que es caro, o simplemente porque “están bien así”, pero de verdad que ya he escuchado DE TODO.

Y precisamente, los que CREEN que “están bien así”, son los más cara e’ tablas. Los más gordinflones y rechonchos son los que siempre buscan las más inverosímiles excusas para justificar su evidente obesidad. 

Presta atención a las múltiples excusas que comúnmente esgrimen los sudorosos y jadeantes gordos:

  • No estoy gordo, es que soy robusto. ¿Robusto? Si de verdad quieres ser “robusto”, métete en un gimnasio y ponte “papiao’”. No seas ignorante, ¡GORDO!
  • Estoy gordito porque hacer dieta es muy caro. ¿Caro? Caro es enfermarse y después tener que comprar una parranda de medicinas. ¡Eso sí que es caro! No seas mentiroso, gordo. Comer saludable no tiene porqué ser caro. ¡Simplemente hay que saber qué comer!
  • No estoy gordo, lo que tengo es exceso de belleza. ¿Exceso? ¡Pero EXCEDENTE! ¡Tanto es así que se te desparrama por los lados! ¿Belleza? Quienes te dicen que eres un “gordo bello” sencillamente TE ENGAÑAN. Y si tú te crees así, ¡ESTÁS BIEN EQUIVOCADO!
  • Realmente no estoy gordo, es que la ropa me hace ver así. ¿Sí? Te reto a que te compres ropa de una talla menos, pues. ¿Apostamos? Vestirte con ropa muy ancha no te hace ver como un rapero, sino como un perro shar pei GIGANTE. ¡BOLA DE GRASA! Pésate desnudo y luego pésate con ropa, y después hablamos.
  • Mi hijo no está gordo, él es un niño sano. Los padres que justifican la obesidad de sus hijos con excusas palurdas como éstas me dan pena. ¡Y me he topado muchas veces con padres así! No saben el daño que le hacen a su cerdo hijo. Realmente parece que lo estuvieran engordando para diciembre. ¡Y hasta se ofenden cuando uno les insinúa que su hijo parece una bola de sebo!
  • Es que he probado todas las dietas y ninguna sirve. ¡Pero claro que ninguna sirve! Con la determinación que se te ve en tu rechoncha cara, no es muy difícil imaginar que eres de los gordos que empiezan una dieta el lunes y el martes ya están comiendo otra vez como un cochino. Entérate de algo: Todas las dietas sirven, ¡siempre y cuando tengas CONSTANCIA!
  • No soy gorda, soy caderona. Esta excusa es la más usada por las gordas culonas. Esas mismas que tienen que pasar de ladito por los torniquetes del Metro y que cuando las ves sentadas en un bus y te sientas a su lado, te queda medio cuerpo tuyo afuera del asiento. Mijita, te voy a aclarar algo: no es que tú seas caderona, es que estás tan gorda, que tu gelatinoso culo ya se te está expandiendo pa’ los lados y pa’ la espalda. ¡REBAJA YA!
  • Estoy gordo por mi trabajo. ¿What? ¿Acaso tu trabajo es probar tortas en una panadería? ¿O eres chef? Y si así fuera, ¿por qué entonces hay chefs gordos y chefs delgados? ¿Ah? Si tu horario es muy ajustado y no tienes tiempo para comer, ¿por qué no te llevas una comida saludable desde tu casa y empiezas a comer mejor? ¿O es que te gusta verte como un chancho?
  • Estoy gordo porque estoy tomando medicinas y me hincho. ¿Si? ¿Y por qué no compras otras medicinas para deshincharte, pues? Simples excusas. Estás gordo ¡Y PUNTO! Habla con tu médico y dile que te recomiende una rutina de ejercicios o que te remita a un médico deportivo. ¿O tampoco puedes hacer ejercicio porque vas a flotar?
  • Soy gordo por culpa de mis hijos. ¿Por qué? ¿Acaso tú comes por ellos, o es que te comes las sobras que dejan? Es muy fácil echarle la culpa a los demás de los errores propios. Esta excusa es también usada por las mujeres recién paridas que dicen: “Es que parí y quedé gorda”. ¡Aja! Pero tu hijo ya tiene 27 años y sigues gorda. ¿Cuánto más vas a esperar para bajar ese mondongo, pues?
  • Soy gordo porque soy diabético. Los gordos que dicen esto son los más ignorantes de esta lista. Saber que eres diabético y estar gordo es como jugar con una pistola cargada y ponértela en la frente. Así de delicada es la cosa. Si eres diabético NO PUEDES NI SIQUIERA TENER SOBREPESO, mucho menos obesidad. ¡Estás muerto en vida, gordo mentiroso!
  • Soy gordo pero tampoco puedo hacer ejercicio porque sufro de los pies y las rodillas. ¿Y cómo demonios te vas a salir de ese círculo vicioso? No haces ejercicio – Comes como un cerdo – Estás redondo como un tanque de agua – Te duele todo por el exceso de peso. Y ese ciclo se repetirá por lo que te queda de tu obesa vida si no lo rompes. Y eres tú quien lo tiene que romper. Nadie lo hará por ti.
  • No es que sea gordo, es que tengo una gruesa capa de grasa que me protege del frío invernal. ¿Frío invernal, y vives en Maracaibo? ¡No seas descarado! Si tienes frío, ¡cómprate una cobija o un sweater! ¡O apaga el aire acondicionado, gordo BOFE!
  • No soy gordo, es que tengo los órganos regados. ¿Regados? Regados en manteca los 3 cochinitos, creo yo.
  • Soy gordo porque así me dicen desde pequeño en mi casa. ¿Y? Ya no vives en tu casa paterna, ni con tus padres y hermanos. Ya eres un gordo adulto hecho y derecho, totalmente independiente y que se puede empezar a valer por sí solo y a empezar a mejorar su alimentación. ¡Mentiroso!
  • Esto no es gordura, es una inversión. ¿Inversión? En clínica, grúa y funeraria es que van a tener que invertir tus familiares cuando te dé una vaina y te tengan que mover, ¡BALLENA!
  • No engordé, es que mi ropa encogió. El día que escuché esta excusa casi exploto en risas frente a mi obeso interlocutor. O sea, ¿que la culpa de tus 150 Kg. de obesidad es de la secadora de ropa?
  • No estoy gordito, sino rebozante de salud. ¿Salud? Aunque te hagas un perfil 20 y tus niveles de colesterol y triglicéridos hayan salido “normales”, eso no quiere decir que no tengas otros valores que sean un evidente indicador de que no estás bien. Tus órganos, tus huesos y tu columna sufren con el exceso de peso. No seas ignorante ¡Y REBAJA!
  • Yo no soy gordo, es que tengo los huesos gruesos. ¿Huesos gruesos? ¿Y tú acaso eres un Mamut? Ponte las pilas y comienza a tragar menos, ¡PANZÓN!
  • No estoy gordo, es que heredé los genes anchos de mi papá. O sea, ¿que tu papá, que se murió de un infarto, también por gordo, tiene la culpa de que tú no sepas comer? ¡Por favor!
  • Es que los gorditos tenemos sabor, tenemos swin. ¿Sabor? No sé cual será tu concepto de sabor, pero lo que yo sí sé es que los gordos huelen mal cuando sudan. ¡SABES QUE SÍ! ¿Swin? ¿Cuál? Si caminas con ese tumbao’ de pingüino, que lo que das es lástima.
  • No estoy gordo, es que las sillas las hacen de menor calidad que antes. Excusa que he escuchado justo después de ver a un gordo caerse por romper una silla. O también cuando no consiguen sillas de su tamaño para meter sus celulitosos culos. Habrá que mandarte a hacer sillas de titanio, ¡PELOTA DE PLAYA!
  • No es gordura lo que tengo, sino retención de líquido. ¿Líquido? ¡Será mierda líquida! Empieza a hacer algo para que rebajes, ¡PERO YA!
  • Yo no puedo bajar de peso, porque si lo hago me veo demacrado. ¿Y es que acaso con la cara así como la tienes, como una cachapa, te ves mejor? Demacrado sí te vas a ver, pero en la morgue, cuando tengan que despresarte para poderte meter en una urna.
  • Yo no soy gorda, soy una modelo “Botero Style”. Las descaradas gordas que piensan así son las mismas que sin vergüenza alguna van a la playa a lucir sus hilos dentales y su gelatinosa humanidad. Debería haber un castigo para estas personas. Y un psiquiatra para Botero.
  • Es que tengo que estar así, gruesa, porque soy modelo de una tienda de ropa de tallas plus. ¿Y si rebajas esos 70 kilos de exceso, no podrías ser modelo de ropa de tallas “normales”? Controla el pico, ¡GORDA GLOTONA!
  • Es mentira que la obesidad mata, porque yo tengo 38 años siendo gordo y no me he muerto. ¿Y cuánto más vas a vivir? ¿Crees que durarás mucho así? Se nota que los que dicen esto no tienen Internet en su casa. Hay que investigar un poquito nada más para saber que están muy equivocados.
  • Yo como poquito, pero soy gordo por culpa de mi metabolismo. Esta es la excusa del tragón. Del que se para a media noche a saquear la nevera, o come escondido antes de llegar a su casa. Recuerda algo: Lo que te comes en privado se te nota en público.

  • Sé que tengo sobrepeso, pero en enero sí comienzo la dieta. ¡Excusas, excusas y más excusas! De excusas sé yo. Si quieres, lee mi post sobre las excusas AQUÍ, e invéntate otra.
  • No soy gorda por comer, es por culpa de las hormonas. ¡Claro que sí! De las hormonas del pollo frito que te comes todos los días y de las chuletas de cochino que te jartas siempre. Si sabes que tienes un “descontrol hormonal”, ¿por qué no sigues una dieta de correcta alimentación? ¿O es que tampoco has ido al endocrinólogo?
Y hay más excusas, ¡muchísimas más! Realmente la lista sería interminable…

Sí, todas estas excusas las he escuchado o leído. Son totalmente ciertas. No las inventé yo. ¡SE LOS JURO! Y si tú has dicho alguna vez una de ellas, te tengo una noticia: No sólo estás gordo, sino que un día de estos te vas a morir de un ACV, o un infarto; y cuando eso suceda, van a tener que botarte al mar, como un barco, porque no podrán enterrarte o cremarte, ¡POR OBESO!

Muchas personas dicen que perder peso no es un tema de estética, sino de salud, y en parte tienen razón. Y digo “en parte”, porque una de las excusas más usadas es aquella cuando dicen “me veo bien así”. Las personas que afirman esto, no solamente necesitan un nutricionista y un entrenador deportivo, sino que necesitan UN OFTALMÓLOGO. Todos sabemos que los gordos NO SE BEN BIEN ASÍ, así que, ¿por qué engañarlos más?

Tú, gordo que me lees, respóndete sinceramente a ti mismo lo siguiente: ¿De verdad me veo bien así? ¿Me siento cómodo aguantando la respiración para amarrar las trenzas de mis zapatos? ¿Es normal y agradable acostarme metiendo la barriga para poder subir el cierre de mis jeans? ¿Es normal este perenne dolor de espalda del que siempre me quejo? ¿Consigo ropa y zapatos de mi talla con facilidad? ¿Cómo está mi autoestima?

¡PIENSALO!

¿A quién quieres engañar diciendo que “te sientes bien así”? ¿Quieres seguir siendo toda tu vida el hazmerreír de tu casa, de tu trabajo, de tus vecinos? ¿No te das cuenta de que tus hijos heredaron tus malos hábitos y van por el mismo camino? ¿Te gusta ser un gordo sudoroso, jadeante y quejón cada vez que subes escaleras, sales de paseo o vas a caminar? ¿Estás teniendo relaciones sexuales verdaderamente placenteras? ¿Te desnudas con la luz encendida delante de tu pareja?

Y finalmente, ¿hasta cuándo vas a poner excusas para quitarte esos horrorosos y excesivos kilos de encima? ¿O te gusta lo que ves todos los días cuando te desnudas frente al espejo?

¡GORDO!

PD: Para los ofendidos y llorones gordos que tal vez me lean, les aclaro que este post estuvo conformado por un 50% de realidades cotidianas, un 30% de psicología inversa, un 10% de sarcasmo, y un 10% de humor negro… porque yo también fui gordo y sé lo que se sufre.

20 comentarios:

  1. Están bien las excusas, ya las eh escuchado, pero hay que tener algo de respeto hacia la gente. No insultes.. No xq te pongas a insultar como loco te van a comprar tus productos, además esos no sirven al 100% , mejor omnilife :D

    ResponderEliminar
  2. ¿Y quién te dijo que yo escribí esto para vender algo?

    ¡No seas tarada y aprende a leer!

    Y si no te gusta mi Blog ni mi manera de escribir... ¿para qué lo lees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente análisis del pensamiento de los gordos que estúpidamente se creen felices con sus lonjas. Efectivamente se necesitan muchos pantalones para aceptarte que hueles mal, que te ves mal y que a muchas parejas les avergüenza salir con un ser amorfo y bofo. Al igual que tu yo también fui gordo pero tuve la decisión de cambiar y los resultados son excelentes, muy bien por tu blogspot!!!

      Eliminar
    2. Gracias por leerme. Si este blog te gustó, mi nuevo blog te va a gustar más: http://gordonesroo.com.ve/

      Te espero por allá.

      Eliminar
  3. No se nivel de profesionalidad tiene el q escribio esto pero auna persona sea la que sea su condición se le debe tratar con respeto las ofensas no sirven de nada Igual q los productos de HERBALIFE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi si me sirvieron y me seguiran sirviendo no hay que hablar de lo que no se tenga conciencia... En lo que si estoy de acuerdo es que hay que tener un poco de filtro al dirigirse a un obeso

      Eliminar
    2. El hecho de dirigirte a un obeso "con filtro" ya te hace tan abusador como el que no lo hace...

      Lee lo que escribes...

      Eliminar
  4. Querido Juan Carlos Estrada, evidentemente mi nivel de profesionalismo es directamente proporcional a tu nivel de inteligencia.

    ¿Leíste el título de este Blog?
    ¿Acaso sabes lo que es el HUMOR NEGRO?

    Y otra cosa... Herbalife sí sirve... para lo único que no sirve es para devolverle las neuronas perdidas a los tarados como tú!

    Gracias por leerme! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente me parece una respuesta muy denigrante, por parte tuya, porque debes de aprender a respetar, aunque no estés de acuerdo, no olvides el respeto de por medio, okey, no esperes que el otro cambie,házlo tú primero.deja que cada uno muestre su punto de vista, porque es su derecho, y por ningún motivo se debe de privar.Otra cosa,dueña de blog, me parece más que un blog de excusas de gordos, una fuente para a la vez ofender a los obesos, como si no sintieran, o algo peor estás generalizando, pones el patrón de que todo obeso es mentiroso.ignorante, un concepto realmente equivocado, si lo lees necesito que analices, deja ese orgullo de lado, si lo tienes, porque realmente no te conozco y no puedo juzgarte.Okey.GRACIAS y espero no se vuelva a repetir o tomen las medidas necesarias para no hacerlo, porque todos tenemos sentimientos.Si quieren ser respetados, primero háganlo con los demás.

      Eliminar
    2. Me gustaría poder responderte, pero tu redacción es tan mala que no entendí nada...

      Busca un diccionario de primaria... aprende a leer nuevamente... luego a escribir... vuelve a leer mi blog, y me vuelves a escribir...

      Un abrazo para ti, mi analfabeta misteriosa...

      Eliminar
  5. lamentablemente este señor o señora no sabe respetar,tienes el derecho de opinar,pero no debes humillar a personas con sobre peso. PIENSA QUE PUEDES TENER UN FAMILIAR O AMIGO CON ESO TIPO DE PROBLEMAS,

    ResponderEliminar
  6. lamentablemente este señor o señora no sabe respetar,tienes el derecho de opinar,pero no debes humillar a personas con sobre peso. PIENSA QUE PUEDES TENER UN FAMILIAR O AMIGO CON ESO TIPO DE PROBLEMAS,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no humillo a nadie. Son mis opiniones y punto. Si quieres leer más opiniones como estas, visita mi nuevo blog http://gordonesroo.com.ve/

      Eliminar
  7. Realmente son palabras muy fuertes y 'lastimadoras', no obstante, es mucho peor la obesidad mórbida y la ceguera al respecto.
    Por otro lado, hay que tener discernimiento antes de hacer críticas. Roosevelt escribió verdades que duelen. Obvio que quienes sufren de alguna enfermedad verdadera que causa obesidad no están en esta lista.
    Con respecto a las 'ofensas', solo nos ofende aquello que permitimos que nos ofenda.
    Buen blog, aunque pesado, buen tirón de oreja.
    Ojalá sirva para que muchos despierten

    ResponderEliminar
  8. Saludos, 10 kilos. Gracias por tu comentario.

    Te espero por mi nuevo blog gordonesroo.com.ve

    ResponderEliminar
  9. El que esta obeso u obesa es porque quiere, que no busquen tantas excusas baratas para justificarse. Esta bien tu post para que por medio de esto puedan tener conciencia y adelgazar, ser gordo no es bonito ni sano.

    ResponderEliminar
  10. Muy buen artículo, varias de estas excusas las utilizan mis padres conmigo
    (prefieren vivir en su mundo ideal a aceptar la realidad: su hija es una gorda de mierda)
    Añadiría la típica de "no estoy gorda, sólo tengo el vientre hinchado" que es una que utilizan frecuentemente.

    Mido 1,52 y peso 53 kg y sinceramente tengo un cuerpo asqueroso y una barriga que asusta.
    Parece que la típica burla de "es más fácil saltarla que rodearla" fue creada inspirada en mí.

    Como tú mencionas, es difícil abrir los ojos a unos progenitores que no quieren ver la realidad...

    Un saludo :)

    ResponderEliminar